Aceite Esencial Árbol del Té

Aceite Esencial Árbol del Té, también conocido como Tea Tree, proviene de la planta Melaleuca alternifolia de origen autraliano y es uno de los aceites esenciales más activos desde el punto de vista medicinal. Se extrae a partir de la destilación por arrastre de vapor de las hojas y ramas frescas, consiguiendo un aceite esencial con un aroma muy caracterí­stico, fuerte, fresco y medicinal.

Según publicaciones, las moléculas terpinen-4-ol y 1,8-cineol presentes en el aceite esencial Árbol del Té parecen haber mostrado actividad antimicótica contra hongos. Otras señalan que sus componentes son activos frente a Staphylococcus (importante patógeno que puede producir una amplia gama de enfermedades e infecciones) y puede ser empleado en aplicación tópica para el control de infecciones superficiales.

Por lo tanto, al aceite esencial de Árbol del Té se le atribuyen muchas propiedades, como antiséptico, antibiótico, antibacteriano, antifúngico, antiviral, antiparasitario, antiinflamatorio, antiacné, inmunoestimulante, cicatrizante, entre otros. Y debido a ello lo hace un aliado imprescindible para el botiquí­n.

Este aceite esencial posee múltiples usos medicinales, los más comunes son mediante la aplicación en la piel para tratar el acné, hongos en las uñas, piojos, verrugas, herpes labiales, infecciones vaginales, pie de atleta, animales con pulgas y garrapatas, entre otros. Además, al ser antiséptico es ideal para cortes, raspaduras, picaduras de insectos, quemaduras, dolores de muelas, infecciones de la boca, etc. También, mediante la inhalación es un estimulante a nivel energético y emocional, refuerza el sistema inmunológico, refresca y revitaliza, alivia estados de shock y reduce la fatiga en general.

  • Hemorroides
  • Herpes
  • Inmunodeficiencias
  • Limpieza de ambientes
  • Pie de atleta
  • Piojos y liendres
  • Verrugas

Métodos de aplicación

– Aplicación local directa: Aplicar 1 gota sobre la zona a tratar, evitando zonas sensibles como ojos y mucosas.

– Aplicación diluido: Disolver 15 gotas del aceite esencial (si la aplicación es facial, reducir a la mitad) en 30ml de aceite vehicular o portador (aceite vegetal de Caléndula, de Avellana, de Coco, etc.), crema neutra u otro medio base. No es soluble en agua.

– Baños locales: Añadir 4 a 5 gotas en un recipiente con agua caliente para baños de pies, de asiento, lavados genitales, etc.

– Compresa: Añadir 2 a 4 gotas en agua frí­a o caliente. Sumergir un paño, escurrirlo y aplicarlo sobre la zona a tratar.

– Enjuague: Poner 1 a 2 gotas en un vaso con agua tibia y hacer gárgaras sin tragar el contenido.

– Inhalaciones: Poner 2 a 3 gotas en un recipiente con agua hirviendo y hacer vahos procurando mantener los ojos cerrados para evitar posibles irritaciones. (Niños entre 18 meses y 12 años, no inhalar directamente).

– Lavado del cabello: Añadir 1 a 2 gotas a la dosis del champú.

– Masaje: Disolver 3 a 4 gotas del aceite esencial en aceite vehicular o portador (aceite vegetal de Almendra Dulce, de Aguacate, de Jojoba, etc.), crema neutra u otro medio base y aplicarlo en masajes circulares en pecho y cuello.

– Quemador de esencias: Llenar el recipiente de agua y añadir una cucharada de aceite vehicular (de almendras dulces, por ejemplo) y 3 a 4 gotas de aceite esencial.

– Vaporización: Añadir 3 a 4 gotas en el recipiente del difusor o humidificador.

Precauciones

No emplear el aceite esencial Árbol del Té durante los 3 primeros meses de embarazo. Tampoco tratar zonas próximas a los ojos ni mucosas por posibles irritaciones.

Antes de utilizar es aconsejable realizar una prueba de sensibilidad cutánea aplicando una pequeña cantidad del producto en una zona sensible, como lo es la parte interna de las muñecas o la zona inferior del codo.

Mantener el aceite esencial bien cerrado en un lugar fresco, seco y protegido de la luz directa del sol para conservar todas sus propiedades.

Ir arriba